Mandíbulas desencajadas en “La Angarilla”


Urbano, Txapela, Manu y Mariola al finalizar la sesión agradeciendo al público su presenciaEl cierre del verano o la apertura del otoño, como le queráis llamar, tuvo su punto álgido en Alburquerque durante la noche del 26 al 27 de septiembre. La convocatoria, como ultimamente lo hemos hecho, en la taberna “La Angarilla” o en “cá Maripili” como familiarmente decimos nosotros en el pueblo. Los encargados de cerrar esta sesión: José Luis Urbano y Txapela Cádiz, dos verdaderos maestros del humor gaditano que se dejaron caer por tierras extremeñas durante el fin de semana.

Cierto es que en esta ocasión manejamos con cierta antelación la publicidad del evento y eso hizo que tanto R.C.A., la emisora de radio local y T.D.A, la televisión local de Alburquerque difundieran con eficiencia la noticia del evento que se iba a lleva a cabo en la taberna donde otras veces nos hemos reunido también para llevar a cabo sesiones de narración oral o cuentacuentos para adultos. Txapela ya había estado con nosotros allá por el mes de mayo, por lo que era conocido para gente que estuvo en la primera ocasión y por otra que sin duda lo hacía por referencia.

El viernes por la noche cuando viajaba de Madrid a Alburquerque, me detuve en Cáceres al coincidir mi hora de paso por allí con la llegada de ellos y de Mariola a la capital cacereña. Nos encontramos en la plaza de Santa María y de allí nos dirigimos al conocido “Corral de las cigüeñas”, local en el que ofrecieron una sesión de monólogos que hicieron pasar un buen rato a toda la gente que allí se congregó. En la segunda parte el local se llenó de un público entregado que conectó muy bien con el humor de estos dos artistas que en su faceta de monologuistas han recorrido ya algunas poblaciones de Extremadura.

Aspecto que presentaba "La Angarilla" poco antes del comienzo de la sesión de cuentos.El monólogo está de moda en locales nocturnos y eso se nota en la convocatoria de este tipo de eventos por los locales de ocio nocturno, son mayoría los que se decantan por esta opción que ha tenido su auge a raíz de ciertos programas de televisión. Txapela y Urbano, además de monologuistas son narradores o cuentacuentos y como tal tienen sus propios textos que cuentan a los oyentes con su particular estilo. Es cierto que ahora mismo están actuando más como lo primero, pero como ya digo esto de la escena es muchas veces cuestión de moda y como tal uno debe adaptarse al momento para llegar al público que acude a los bares a ver un espectáculo por la noche. Incido en esto porque más de una vez he oído algún comentario al respecto de que los cuentos no van en bares, o no son para los bares. Que lo que gustan son los monólogos, que estos son más divertidos y por tanto se adaptan mejor al público de bar que está allí un poco a lo suyo. Bien, pues Urbano y Txapela se plantaron el otro día en Alburquerque con un manojo de cuentos variados y por las mismas fotografías que insertaré en este artículo podréis comprobar como absolutamente todo el público de “La Angarilla” mostraban sus bocas abiertas de oreja a oreja  y en algúnos momentos, más de una “mandíbula desencajada” de tanto reir. Era puro cuento, pura diversión y allí nadie reparaba si era monólogo o cuento, daba igual, era pura risa y disfrute del momento. He de decir que estos maestros del humor manejan el tiempo y el lenguaje con finura, con estilo y sin la vulgaridad a la que hoy nos tiene acostumbrado más de un espectáculo. Es muy fácil recurrir al tópico típico e incluso a la grosería para hacer reír tal y como nos tiene acostumbrado hoy día medios como la televisión, pero el humorista fino no necesita estos recursos. El rostro de los asistentes lo dice todo. Ante todo buen humor.

La sesión comenzó en cuanto pudimos habilitar un hueco en el lugar de una de las mesas ya que esta vez el arco bajo el que hemos contado otras veces estaba totalente ocupado de gente que ocupaba las mesas y cuya intención no era irse de allí hasta haber disfrutado del momento que nos iban a brindar estos dos.

Como muchas veces ocurre en los partidos de futbol, los comienzos son de puro contacto con el público e incluso yo en alguna ocasión he escrito en este medio sobre la incomodidad del primer narrador para abrir fuego en una contada conjunta. Es la toma de contacto y cuando el personal está todavía frío, pero al poco tiempo Urbano ya se había hecho con ellos bajándoles una luna lunera con la gracia que le caracteriza y abriendo las primeras sonrisas que luego se tornaron en risas. Despues Txapela conectó con su público, porque tengo que decir que aquí Manolo llevaba ventaja, jugaba como local practicamente, además me consta que ya tiene hasta su “fans´s club”… esto es broma pero lo parece. Volvió Urbano para cerrar la primera parte con un cuento de pecados y virtudes que yo conozco de haberlo leído, pero no lo había escuchado contar núnca. Tengo  que decir que me sorprendió, pero trantándose de Urbano debería haber imaginado que su originalidad está en su forma de contar y ahí sobran comentarios.

Ambientazo en "La Angarilla". Al fondo las puertas abiertas y gente en la calle escuchando.El ambiente en ese momento era espectacular, el local totalmente lleno llegando incluso a encontrarse la puerta de la calle abierta y gente fuera escuchando pero en ese momento era materialmente imposible entrar en el bar. La segunda parte comenzó esta vez con Txapela y sus monstruos que volvieron a hacer mostrar las dentaduras otra vez al respetable. Luego tal y como había prometido, Urbano nos deleitó con su versión de “The Exorcist” que yo le escuché en su día en el maratón de los cuentos de Guadalajara tal y como ya he descrito en el artículo anterior. Cerró luego Txapela su actuació con un cuento muy original que por lo original que es ni siquiera lo describo y quien tenga la suerte de escucharselo, pues mejor para él. Ocurrió después lo imprevisto, lo novedoso en estas sesiones, los “bises”. Todo el local pidiendo a coro “otro, otro, otro”… ¡Impresionante!

Fue Txapela esta vez con un monólogo quien volvió a hacer reír al público despidiendo así su actuación por segunda vez en “La Angarilla”. Posteriormente y a petición de parte de el público pasé a contar yo el cuento del pollo amarillo para luego cerrar Mariola con la participación de la gente.

Luego vinieron las despedidas pues nuestros amigos se tenían que marchar y como siempre en el local nos quedamos los de última hora para volver a caminar juntos “la Japaca” y yo calle Colón arriba camino del Reducto. Una buena noche sin duda otra vez entre amigos y sobre todo cada vez más entre amigos con ese gustillo que le vamos cogiendo a las noches de cuentos en “el maripili”. A partir de aquí os dejo una galería de imágenes de esa noche para que os las descarguéis si os apetece. Os esperamos a todos otra vez para la próxima y por supuesto que si queréis seguir con el lema de: “díceselo a la gente” y que cada vez seamos más en este evento de los cuentos.

Urbano, Txapela, Manu y Mariola. En primer término Vicky y Marisa Rubio, grandes amigas de siempre. Al fondo más público. Público en la zona en la que habitualmente contamos. Julia, Vicky y Marisa. Público desde la barra. Público desde la barra. Mucha gente en "La Angarilla" Urbano al fondo empezando la sesión. José Luis Urbano durante una de sus intervenciones. La cara de la gente lo dice todo... ¡Ese Urbano güeno! Manolo Cascero, uno de los asiduos a los cuentos. Txapela en una de sus intervenciones. Txapela repartiendo sonrisas. "Eso queda mu bien ahí" Urbano Txapela con Nico, Plata y Choya al fondo. La amigas y amigos con Maripili que observa al fondo. Risas, risas y más risas. Y más risas jjjj.... Pensativos Mariola y Urbano. Urbano en un momento exorcista... Este que suscribe con el pollo amarillo... ¿El pollito es así? Acabando el cuento. Mariola durante su intervención. Mariola finalizando la sesión. Maripili Plata, Quini y Paqui.  Choya, Maripili y Marisa. Ahí estamos todos al final de otra gran noche en "La Angarilla"

Anuncios

3 pensamientos en “Mandíbulas desencajadas en “La Angarilla”

  1. Me alegro de que todo saliera bien, yo a ver si los puedo ver el dia 16 aqui en Madrid, aunque me hubiera gustado haberlos visto en Alburquerque pues hubiera estado además entre amigos, pero no pudo ser.Enhorabuena por haber conseguido llenar con un público tan entregado, esa es la mayor recompensa para quien es capaz de ponerse ante un público.Besos

  2. Manolo, me alegra tener noticias tuyas, veo que seguis dando caña, y eso me satisface un montón,cuando actuas
    lo vives tan intensamente que lo disfrutas como un niño
    chiquinino.

    Besos, Margari

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s