Hacia la alegría por mis cuentos tristes…


Bajo este título estrenaré el próximo Viernes 11 de marzo a las 21’00 horas un nuevo formato de sesión de cuentos especialmente montado para una sala de teatro. Es mi apuesta particular para llevar la narración oral a una sala de teatro. Con medios técnicos como los que puede disponer una sala, se hace del todo necesario montar un espectáculo diferente a lo que pueda ser una sesión de narración oral convencional. Utilizar la iluminación y el sonido adaptando una serie de fragmentos musicales a cada historia que voy presentando haciendo por ello que las entradas y salidas de cada historia se vean acompañadas y en algunos momento el texto bajo el cual sonará durante un tiempo una melodía que nos sugiere de esta forma vivir con más intensidad las sensaciones que transmiten las palabras. La sesión se desarrollará en una linea ascendente, comenzando con unos textos profundos y melancólicos para en un momento dado girar hacia el humor para acabar con la integración del público en el final del acto. No solo he tratado de integrar música e iluminación, ya que la presentación y exposición de la misma será bajo un guión teatralizado que por ello la hace ser diferente. En la  puesta en escena, el narrador integrará al público como un elemento más de la escenografía como bien se indica en la sinopsis, pero  tampoco quiero desvelaros más detalles de la sesión para que de algún modo os pueda sorprender más.

Sinopsis: Como en esas malas noches en las que un vino te acompaña para olvidar… La sesión comienza así: Tómate un vino con el narrador y recorre la noche con los cuentos tristes… en un momento dado, cuando el alcohol hace su efecto, las penas son menos penas y empieza a tornarse en alegría. Un giro en los relatos te hará reír por fin con los personajes surrealistas que van surgiendo de cada historia. La música acompañará al texto en momentos determinados para introducirte y sacarte del mismo. Acabarás participando en una loca carrera en la cual el malo ganará al bueno al ritmo del “Heavy” más duro… Seis o siete historias componen el repertorio elegido para esta sesión, ensambladas con otros tantos fragmentos musicales adaptados a cada una de ellas. Llorar y reír, esa es la cuestión…

Por tanto os espero el próximo 11 de marzo en Plot Point para sentir y vivir juntos estas historias. A partir de aquí, tendré más fechas en la misma sala de las que os iré dando noticias cuando se vaya aproximando la fecha. Por ahora tengo confirmados los próximos 12, 19 y 26 de mayo, es decir que son cuatro las sesiones programadas hasta ahora y espero en un futuro pueda ir ampliando el número de ellas.

 

Una tarde con “los niños malitos”


Durante un tiempo en el que me han acontecido una serie de hechos de los que muchos lectores de este blog han estado al corriente, vuelvo a ir a contar cuentos al hospital infantil “Niño Jesús” de Madrid. Son ya con esta, varias las veces que he estado contando mis cuentos en este lugar. Siempre que voy me gusta referirme a este público especial nombrándolos con cariño como: “Los niños malitos”. Hace ya algunos años que fui por allí la primera vez. Me advirtieron que no es fácil y que puede llegar a afectarte sentimentalmente el estado que pueden presentar algunos de los internados en este centro. Tengo que decir que ni la primera ni ninguna de las veces que he estado, para mí ha supuesto trauma alguno. Todo lo contrario, como una sucesión de sensaciones que podríamos definir como: cargarse las pilas. Siempre recordaré algunos momentos como los más entrañables de mi vida. Uno de estos fue cuando me senté justo al borde del escenario con Getulio, mi duende estrella, de pie sobre el mismo y junto a mi. Enfrente una preciosidad rubia de ojos claritos, de aproximadamente unos 6 años y que cubría su boquita y nariz con una mascarilla higiénica. Se estableció un hilo comunicativo entre los tres que centró la atención de todos los niños que había alrededor. Llegado un momento solo existían ella y Getulio. Todos los demás estábamos siendo ignorados y su conversación era íntima y directa. Cada vez que ella sonreía, la comisura de sus labios parecía salirse de los márgenes establecidos por la mascarilla. Sus ojos se iluminaban cada vez más y la sonrisa no vista en su totalidad pudiera calificarse como “la sonrisa perfecta”. Mientras tanto, sus familiares no podían sostener el progresivo abrillantamiento de sus ojos hasta desprender unas lágrimas que rápidamente impedían que recorrieran sus mejillas.

Así, una y otra vez podría enumerar una buena cantidad de anécdotas que me han ido sucediendo en las diferentes visitas que he girado a este lugar. Además esto me ha brindado la posibilidad de conocer gente buena que se encarga de hacer felices a los demás. Gente como Mariano o Rafa, dos enfermeros que se encargan de la coordinación de actividades, como Juan, “El cocinero de los cuentos” que con su cocina llena de cuentos, recorre las habitaciones donde se encuentran niños que tienen la imposibilidad de bajar al teatrillo y a los que suele regalar una cuchara que él personalmente se encarga de realizar en madera. Los chavales anónimos de “Voluntarios sin fronteras” que realizan actividades con los niños durante y después de las sesiones del teatrillo y como nó, de padres, madres, abuelas, abuelos, hermanos y amigos que se dan cita una tarde de sábado o domingo para acompañar a sus pequeños más queridos. Después de la sesión llega el momento de recoger y salir de las instalaciones y ahí es donde he sentido la gratificación de haber hecho pasar un buen rato a todos esos espectadores especiales. De la forma en que los familiares te agradecen lo que has hecho, te hace emocionarte porque en sus rostros se palpa la sinceridad del agradecimiento, o cuando una abuela te sujeta por el antebrazo y te planta dos besos emocionados hace que solo su recuerdo a la hora de escribir estas lineas, consiga emocionarme y se me acabe soltando alguna lágrima. Me temo que nosotros que actuamos delante de ellos con la intención de curar su ánimo, realmente somos quienes acabamos siendo curados en lo más profundo del alma. Tal vez esa sea la necesidad que por lo menos yo tengo de pasar cada cierto tiempo a estar con mis “niños malitos”. No se me malinterprete este calificativo que utilizo para referirme a ellos, pues lo digo con el cariño más profundo que puedo sacar de mi interior y por supuesto que no quisiera que jamás esto pudiera ofender a algún familiar que se encontrara en esta situación.

Allá me dirigiré el domingo por la tarde y compartiré escenario con otra chica que va a hacer títeres. Alguno o alguna de los o las artistas que pasan por el teatrillo, son antiguos residentes que han estado hospitalizados en su día en el Niño Jesús y que si se están dedicando a cualquier actividad artística suelen pasar con periodicidad a actuar en el teatrillo. La última vez que estuve por allí actuó también un mago que tendría 12 o 13 años y se encontraba en pleno proceso de formación. También había sido residente. No en vano para actuar en este lugar debes ponerte previamente en contacto con los coordinadores y ellos ya te darán fecha que suele ser al cabo de uno o dos meses, ya que normalmente la agenda la suelen tener apretada.  Un abrazo lectores y lectoras…

 

¡Aquí va a haber…! En “La Escalera de Jacob”


La vida al fin es siempre una sucesión de confrontaciones. El bien contra el mal, lo positivo contra lo negativo, la alegría contra la tristeza, el ánimo o el desánimo… casi siempre estas situaciones solemos explicarlas con aquello de que “no hay felicidad completa…” Pues en los cuentos al igual que la vida misma, siempre hay quien gana y quien pierde… Siempre nos quedamos en que gana el bueno, pero… ¿nos hemos puesto alguna vez en la piel del malo?

El bueno al llegar al pueblo, ha descabalgado y mientras ataba su caballo a los troncos que hay dispuestos para tal en toda puerta de “Saloón” de poblado que se tercie, mira a un lado y a otro de la polvorienta calle y se dispone a entrar decidido en el bar. No es que intuya sino que sabe que dentro de aquel antro se encuentra el malo. Seguramente estará al final de la barra con un vaso que el “Barman” siempre se encarga de mantener lleno o tal vez no, tal vez se encuentre jugando una partida de poker en la última mesa del local rodeado de otros cuyos rostros denotan tanta o peor maldad que el suyo. Nada más traspasar la puerta de doble bisagra que franquea todo “Saloón” que se tercie… sus miradas se van a enfrentar con una invisible linea directa que automáticamente hará que todos los allí presente se aparten dejando un limpio callejón entre los dos y en la mente de más de uno de los que allí se encuentran se podría leer una expresión tal como: ¡Aquí va a haber tiros! o cuando menos !Aquí va a haber ostias! que si es al principio de la peli acabará con todo el mobiliario del bar destrozado ya que allí se repartirán galletas unos contra otros sin saber por que van con el malo o con el bueno…

En estas sesiones de cuentos va a haber… buenos contra malos, cuentos alegres contra cuentos tristes. Situaciones surrealistas que acabarán mostrando como cuando tratamos de evitar que las costumbres de otros se impongan a las nuestras, acabaremos comportándonos como ellos y de esta forma “convertidos”  a su forma de hacer. Va a haber un malo que por fin gane al bueno ¡que ya está bien joé!, que los malos también tienen su corazoncito, aunque sea tirando a negruzco, pero también tienen derecho a ganar al final de su cuento.  Va a haber también intriga y cotilleo, porque esto forma parte de nuestras vidas y alguno de estos personajes tiene que contar sus intimidades en el diván del Dr. Graboski, psicoanalista argentino de raíces centro europeas cuya familia emigró allá a La Argentina a finales del XIX y regresó en el último tercio del XX. Va a haber música para todos, para los felices, para los tristes, para los clásicos, para los modernos y sobre todo para el malo que se convierte en “Heavy” para ganar su cuento al ritmo de los Judas…

En la agogedora gruta de “La Escalera de Jacob” te presentaré esta propuesta bajo el título: ¡Aquí va a haber… mucho cuento!. Porque realmente te vas a encontrar cuentos de todo tipo y en los que se darán muchas de las situaciones que no todas que se pueden dar en la vida. Un repertorio variado con una linea ascendente que bien podríamos definir como: “Camino hacia la alegría por mis cuentos tristes”. Presentados de una forma diferente a lo que podría ser una sesión clásica dado que los medios de una sala te permiten adornar en cierta forma las transiciones con un fondo musical adaptado a cada situación.

Jueves 3 de Febrero a las 20’00 horas.

Jueves 10 de Febrero a las 20’00 horas.

Sala “La Escalera de Jacob”, calle Lavapiés nº 11 de Madrid. <M> Tirso de Molina.

Reservas: http://www.atrapalo.com/entradas/escalera-de-cuento_e35712/

 

Al final de la escalera…


Como título de exitosa película de terror quedaría bien, pero no , no se trata de una película, sino de un certamen de narración oral que ha propuesto la madrileña sala “La Escalera de Jacob”, ubicada en el castizo barrio de Lavapiés. He de decir que cuando la persona que organiza el evento me llamó allá por primeros de agosto, para proponerme el participar en un nuevo formato para llevar los cuentos para adultos a una sala que programa más de 20 espectáculos alternativamente en cartel, me chocó un poco la idea de la confrontación con otro narrador o narradora.

La propuesta me llamó la atención en cuanto a originalidad, además de contar con una oportunidad de llevar los cuentos para adultos a un público diferente al de los sitios donde se llevan contando desde hace años. Por cierto en Madrid cada vez son menos estos sitios y en los que se hace, suele estar acaparado casi siempre por los mismos narradores que son los que programan. Por eso y porque me divertía la idea de encontrarme con otros narradores en un encuentro de este tipo. Así que llegado el mes de septiembre, cada miércoles fuimos pasando por la sala dos narradores de los cuales uno, era el elegido por el público marcando unas casillas que le entregaban con la entrada. De los ocho narradores que pasamos durante ese periodo, pasamos cuatro. Igualmente ocurrió durante el mes de octubre en que otros ocho narradores mostraron parte de su repertorio en la cueva, pasando a la siguiente fase otros cuatro que junto a los del mes anterior se encontrarían durante los jueves del mes de noviembre.

Poco a poco empezamos a subir peldaños de la escalera. Al final ese territorio desconocido de la incertidumbre por pasar a la siguiente fase. Ciertamente divertido pues siempre he ido a este evento con la idea de que si pasaba a la fase siguiente bien, si no, pues encantado de haber estado allí, pero nada más. Por tanto conocí igualmente a gente como Luis Henares, mi primer acompañante. En la fase siguiente estuve con Miguel uno de los miembros de “Que boca más grande tienes” que cuentan en el café “La flauta mágica” los primeros viernes de cada mes. En la siguiente fase, una semifinal doble celebrada a primeros de diciembre, mi acompañante fue en este caso Cristina Mirinda, conocida narradora con programación estable en esta sala. Por el otro lado llegaron Edu Moraleda, componente de “Que boca más grande tienes” y Chodo Marthïn, compañero de la Asociación Cultural “La Trupé de los cuentacuentos”. Al final de la escalera nos encontraremos el próximo día 23 de diciembre Chodo Marthïn y yo en lo que será una final fraticida como miembros del mismo grupo.

De lo que acontezca entonces ya os comunicaré por este medio cual ha sido el desenlace. Sea cual sea el resultado, eso da igual pues de lo que se trata es de participar en una experiencia novedosa y que haga posible que los cuentos se instauren en este nuevo escenario en medio de unos tiempos en los que se ha puesto de moda el monólogo y es lo que se ha estado programando con más frecuencia ayudado sin duda por el empuje mediatico que ha tenido una cadena de televisión como “Paramount Pictures” que ha divulgado este formato en el mundo de la escena. Así que os espero a todos los que os apetezca pasar por “La Escalera de Jacob” el próximo 23 de diciembre a las 20’00 horas y votéis a quien más os guste. Chodo y yo agradeceremos vuestra presencia e intentaremos haceros pasar un buen rato.

Podéis reservar las entradas en: http://www.atrapalo.com/entradas/escalera-de-cuento_e35712/

Agenda 2010


En esta agenda publicaré con antelación la relación de eventos en los que participaré a lo largo del año 2010  que sean abiertos al público en general.

Enero:

Sábado 9: Estaré con “Los manólogos del Manu” a las 24’00 horas en “The Irish Tavern” de Daganzo de Arriba (Madrid). Adultos.

Sábado 16: Estaré con “Una aventura pirata” a las 17’00 horas en la sala “Artespacio Plot-Point”. C/ Ercilla nº 29 de Madrid <M> Embajadores o Acacias. Teatro infantil. Con “La Trupé cuentacuentos” (En escena)

Sábado 23: Estaré con “Una aventura pirata” a las 17’00 horas en la sala “Artespacio Plot-Point”. C/ Ercilla nº 29 de Madrid <M> Embajadores o Acacias. Teatro infantil. Con “La Trupé cuentacuentos” (Mesa de control)

Jueves 28: Estaré contando en la Biblioteca Pública Municipal (en adelante B.P.M.) “Pío Baroja” a las 11’00 horas. C/ Arganda nº 12 de Madrid <M> Piramides o Acacias. Público adulto.

Sábado 30: Estaré con “Una aventura pirata” a las 17’00 horas en la sala “Artespacio Plot-Point”. C/ Ercilla nº 29 de Madrid <M> Embajadores o Acacias. Teatro infantil. Con “La Trupé cuentacuentos” (En escena)

Febrero:

Martes 9: Estaré contando en la B.P.M. “Vallecas villa” a las 18’00 horas. C/ Monte Aya nº 12 de Madrid <M> Villa de Vallecas. Público infantil.

Jueves 11: Estaré contando en la B.P.M. “José Hierro” a las 10’00 horas. C/ Mª Sevilla de Diago de Madrid <M> Las Musas. Público infantil.

Miércoles 17: Estaré contando en la B.P.M. “San Blás” a las 18’00 horas. C/ San Román del Valle nº 8 de Madrid <M> Simancas. Público infantil.

Jueves 18: Estaré contando en la B.P.M. “Pablo Neruda” a las 18’00 horas. C/ Ascao nº 4 de Madrid <M> Ascao. Público infantil.

Lunes 22: Estaré contando en la B.P.M. “Vaguada” a las 18’00 horas. C/ Monforte de Lemos nº 36 de Madrid <M> Bº. del Pilar. Público infantil.

Marzo:

Domingo 7: Estaré con “Una aventura pirata” a las 12’00 y 17’00 horas en la sala “Artespacio Plot-Point”. C/ Ercilla nº 29 de Madrid <M> Embajadores o Acacias. Teatro infantil. Con “La Trupé cuentacuentos” (En escena)

Sábado 26: Estaré con “Una aventura pirata” a las 17’00 horas en la sala “Artespacio Plot-Point”. C/ Ercilla nº 29 de Madrid <M> Embajadores o Acacias. Teatro infantil. Con “La Trupé cuentacuentos” (En escena)

Domingo 28: Estaré con “Una aventura pirata” a las 12’00 y 17’00 horas en la sala “Artespacio Plot-Point”. C/ Ercilla nº 29 de Madrid <M> Embajadores o Acacias. Teatro infantil. Con “La Trupé cuentacuentos” (En escena).

Abril:

Viernes 23: Estaré contando “Los cuentos de Getulferminando” para público juvenil y adulto a las 21’00 horas en Centro Joven de Arganda del Rey (Madrid)

Martes 27: Estaré contando cuentos en la B.P.M. “La Data” de Plasencia (Cáceres) a las 18’00 horas. Público infantil o familiar.

Jueves 29: Estaré contando cuentos en la B.P.M. “San Miguél” de Plasencia (Cáceres) a las 18’00 horas. Público infantil o familiar.

Mayo:

Sábado 15: Estaré contando cuentos en el Retiro. Junto a Amalia Gallego, compañera de “La Trupé de los cuentacuentos”, llevaremos a  cabo una sesión de cuentos en colaboración con la Fundación “Mas Natur” que entre otras actividades se dedica a la ayuda a disminuidos y su integración en la naturaleza. A las 18’30 horas entre el embarcadero y la “Casa de Vacas”. Publico familiar.

Domingo 16: Estaré con “Una aventura pirata” a las 12’0017’00 horas en la sala “Artespacio Plot-Point”. C/ Ercilla nº 29 de Madrid <M> Embajadores o Acacias. Teatro infantil. Con “La Trupé cuentacuentos” (En escena).

Septiembre:

Miércoles 29: Estaré contando en el certamen “Escalera de cuentos” a las 21’30 horas que se llevará a cabo en “La escalera de Jacob”. C / Lavapiés nº 11 de Madrid. <M> Tirso de Molina.

Octubre:

Jueves 7: Estaré contando en la B.P.M. de Vallecas a las 19’00 horas. C/ Puerto Monasterio nº 1 de Madrid. <M> Nueva Numancia. Público adulto.

Jueves 14: Estaré contando en la B.P.M. de Carabanchel a las 11’00 horas. C/ Hermanos del Moral nº 15 de Madrid. <M> Urgel. Público adulto.

Noviembre:

Miércoles 10: Certámen “Escalera de Cuentos”  en sala “La Escalera de Jacob”. C/ Lavapiés nº 11 de Madrid <M> Tirso de Molina. Público adulto. A las 20’00 horas.

Diciembre:

Jueves 2: Estaré contando en el certamen “Escalera de cuentos” a las 20’00 horas que se llevará a cabo en “La escalera de Jacob”. C/ Lavapiés nº 11 de Madrid. <M> Tirso de Molina. ¡¡¡SEMIFINALES!!!

Jueves 9: Estaré contando en el certamen “Escalera de cuentos” a las 20’00 horas. Repetición de la jornada anterior.

Lunes 13: Festival de cuentos “Al amor de la lumbre” en Vianos (Albacete) de 9’30 a 13 horas. Público infantil.

Lunes 13: Estaré contando en la B.P.M. “Gloria Fuertes” a las 18’00 horas. C/ Avda. de Logroño nº 179 de Madrid. Público infantil y familiar.

Miércoles 15: Estaré contando en la B.P.M. “Dámaso Alonso” a las 18’00 horas. C/ Manuel Ferrero nº 1 de Madrid. <M> Pza. de Castilla o Duque de Pastrana (L-9). Público infantil o familiar.

Jueves 23: Estaré contando en el certamen “Escalera de cuentos” a las 20’00 horas que se llevará a cabo en la cueva de “La Escalera de Jacob”. C/ Lavapiés nº 11 de Madrid <M> Tirso de Molina. ¡¡¡FINAL!!!

Reserva de entradas en: http://www.atrapalo.com/entradas/escalera-de-cuento_e35712/

 

 

 

 

Encuentro de narradores en Alburquerque


El fin de semana en lo personal se presentaba complicado y ya de entrada no pude personarme en Alburquerque el viernes por la tarde como en principio era mi intención. La convocatoria para este II Encuentro de Narradores del Poniente se había fraguado desde el verano para que se llevara a cabo en Casar de Cáceres y así se mantuvo durante casi dos meses con el lugar concertado que iba a ser “La Nave del Duende”, un espacio escénico de gran calidad con el que cuenta la Junta de Extremadura en esta población y que tiene cedido para su explotación a la compañía “Karlik Teatro”.

El caso es que debido a la mala gestión de la persona o personas encargadas de organizar el evento en Casar de Cáceres, o por el escaso interés de los gestores del espacio en el encuentro de narradores o por culpa de alguien que así tiene que ser, el caso es que a dos semanas de celebrarse el encuentro para el que como ya digo se tenían las fechas reservadas con muchísima antelación, se nos hace saber que la conocida como “Nave del Duende” estaba ocupada para no se qué evento o convención que se celebraba en esas fechas. Imagino “la cara de haba” que se le puede quedar a  las personas que se están encargando de coordinar el encuentro cuando de repente alguien te dice que lo que tenías confirmado, ya no lo tienes. En resumidas palabras: “Que te busques la vida” como sea y donde sea y ahí te quedas, con cara de pánfilo o pánfila porque a alguien se le olvidó llamar, comunicar o reservar unas fechas en un calendario, y quiero pensar esto antes de que otro evento cultural o social le sea más interesante a la Administración que una simple “Reunión de cuentacuentos”…

Pero si de algo anda sobrada una persona que se dedica a contar cuentos, es de imaginación. De imaginación y recursos para poder improvisar una respuesta adecuada en el momento adecuado para solventar ese momento de apuro que “el pequeño boicoteador de contada” te puede poner con una pregunta que a cualquier persona puede dejar sin respuesta y tirando de imaginación improvisas la solución más oportuna que no será otra que llevártelo a tu terreno y hacerle formar parte de esa historia. Así pues en este caso las organizadoras Mariola del Pozo y Carmen Ibarlucea, tiraron de recursos y no cayeron en el desánimo y rápidamente se pusieron en contacto con el Ayuntamiento de Alburquerque del que enseguida recibieron una respuesta de colaboración. Aquí tengo que hacer un inciso en cuanto a opinión personal y quiero poner de manifiesto que en cuanto a eventos culturales se refiere, el ayuntamiento de mi pueblo siempre ha sido gran promotor y de ello dan fé la cantidad de actos que se llevan a cabo en una población de casi 6.000 habitantes que sería la envidia de cualquier gran población de Extremadura y también de España. Por ello se concertó una sesión de cuentos dirigida a público familiar que llevaría a cabo en la Casa de Cultura “Luis Landero” durante la mañana del Sábado y por el que la organización recibiría una ayuda para sufragar los gastos de comida de los narradores y narradoras participantes. Además se brindo la oportunidad de hacer uso de “Los chozos de los Cantos”, un espacio que gestiona el  “Colectivo CALA” para llevar a cabo cursos y talleres orientados a la juventud y que consta de varios chozos con literas alrededor de una nave para talleres y actos colectivos que se encuentran en el corazón de los baldíos alburquerqueños, en la finca de “Los Cantos”. Vaya por tanto nuestro agradecimiento a este colectivo por su disposición para con el encuentro.

A primera hora de la mañana del sábado me desplacé de Madrid a Alburquerque. Era una mañana gris y de niebla, de esos días de noviembre con esa humedad tan característica que riega los campos sin llover. Para empezar mientras hacía a l@s participantes en los chozos, ya que tenía previsto llegar para la sesión de la Casa de Cultura, pero cual no fue mi sorpresa que al llamar por teléfono a Mariola, esta me dice que están todas durmiendo en casa de su madre porque la noche anterior con la niebla no han sido capaces de encontrar los referidos chozos en medio de la dehesa… “Marioladas” que una vez más hacían que un encuentro de cuenter@s fuera “normal”, con las cosas de Mariola…

Allí mismo nos encontramos y nos dirigimos a la Casa de Cultura con la sorpresa nada más llegar de que no había absolutamente nada de público. Con la mañana que estaba cayendo sobre Alburquerque era de lo más normal porque además de frío, niebla de esa tan típica para quienes conozcan Alburquerque en otoño o invierno.

Pero poco a poco empezó a llegar gente. Padres y madres acompañando a sus hijos que se fueron acomodando en el confortable salón teatro del centro cultural del que tengo que decir que en opinión de todos quienes participamos en la contada es un auténtico lujo de escenario en cuanto a escenografía y sonoridad. No había tenido la oportunidad en todo este tiempo que la Casa de la Cultura lleva abierta de ver ninguno de los diferentes actos que en ella se llevan a cabo, por lo que no me había hecho a la idea ni mucho menos de tener la oportunidad de pisar las tablas de su escenario y decir por tanto que fue de un especial disfrute.

Llevamos a cabo una sesión compartida de cuentos para la cual cada cual se preparó un cuento para ofrecere a nuestro respetable que al final se congregó en buen número y creo que disfrutaron de una velada agradable, pequeños y mayores, pero seguro que no tanto como nosotros de disfrutar de ellos en un estupendo marco. Así transcurrió la mañana y a mediodía nos juntamos a comer en un lugar casi desconocido para nosotros, “La Angarilla”… Ni que decir tiene que quien haya leído otros artículos publicados en este blog, sabrá enseguida por qué lo digo. Y una vez hecha la correspondiente sobremesa, se continuó con la jornada de la tarde. En esos momentos y por motivos familiares tuve que ausentarme de la reunión para viajar hasta la capital pacense, por lo que no fui testigo de lo debatido en esa jornada, si bien al regresar a los chozos estuvimos hablando de lo tratado en mi ausencia. Nos dimos cita en el encuentro que no lo he mencionado con anterioridad, Mariola del Pozo, Pepa Miranda, Carmen Ibarlucea, Cristina Purrusalda y este que suscribe, Manu Alburquerque. Como se ve, se podría considerar un miniencuentro y además muy localizado en lo que podríamos denominar más bien como encuentro de narradores de Extremadura porque de otras zonas no asistió nadie. Es cierto que los cambios originan trastornos, pero se ofrecen soluciones como buscar otro sitio donde realizar el encuentro, pues sinceramente lo más fácil habría sido suspender, pero las agendas siempre están condicionadas y es díficil cuadrarlas por lo que suspender habría sido posponer en el tiempo hasta buscar otras fechas que igualmente volvería a tener las mismas complicaciones de programación.  Por el trabajo que conlleva organizar, quiero expresar desde aquí mi agradecimiento a la organización por su dedicación a la dura labor que es organizar y especialmente por haber resuelto los requiebros con desenvoltura. Y los reproches pues allá cada uno sabrá para si mismo si podrían haber hecho algún esfuerzo más por asistir o nó, pero eso lo dejo para cada cual.

El sábado por la noche tuvimos cena, un ratito con amigos y a los chozos para continuar en la mañana del domingo con la jornada de analisis de los puntos tratados y la conclusión final del encuentro. Entre otros se trataron temas como establecer un encuentro anual de narradores del poniente donde haya una parte formativa estable del tipo taller pero no dirigido por tutor o tutura, sino más bien un espacio para compartir críticas constructivas desde la cooperación y no desde la competencia. Crear una asociación legalizada de amigos de los cuentos que pueda solicitar subvenciones para realizar eventos que ayuden a difundir el valor cultural de los mismos. Que dicha asociación sea quien se encargue en continuar con la reunión internacional de narradores y poetas que se inició coincidiendo con el XVI Festival Medieval de Alburquerque durante el pasado verano. Crear una cooperativa de trabajo asociado en Extremadura que ayude a gestionar nuestras obligaciones con el Estado. Participar en eventos que se organicen sobre todo en Extremadura como la próxima participación en “La madeja de los cuentos” del festival “Extremacuentos” con una idea original de la Asociación Aldaba donde está Pepa Miranda. Se trató también sobre el funcionamiento de otras asociaciones de narradores como la recientemente creada en Madrid “MANO” de la que Cris Purrusalda ha sido secretaria. Sobre la pretendida “APNOE”, nadie de l@s que estábamos allí cumplía los requisitos para formar parte de la misma, por lo que tampoco le dedicamos mucho tiempo.

A mediodía nos despedimos y cada un@ regresó a sus actividades cotidianas, yo personalmente regresé a Madrid para regresar al día siguiente al pueblo de donde había partido por un hecho luctuoso. La vida sigue, los cuentos y recuentos están ahí esperando a que cada día le vayas echando carbón para que no se pare la hoguera de este arte que todos los que estuvimos en Alburquerque nos une, el arte de contar cuentos.

Presentación de la R.I.C. en la “FNAC”


Nota de prensa de la organización:

Jueves 19-nov-2009 en el fórum de la FNAC de Madrid (metro Callao).

Presentación de la Red Internacional de Cuentacuentos (RIC).

En solo tres meses la recién creada Red Internacional de Cuentacuentos (International Storytelling Network) se ha convertido en la mayor agrupación de narradores orales del mundo. Esta plataforma de interconexión y divulgación del trabajo de cuentacuentos aglutina a más de 400 cuentacuentos profesionales de 35 países de los cinco continentes. Entre sus objetivos prioritarios se cuenta la preservación y recuperación del patrimonio cultural oral e inmaterial de la humanidad, la defensa de las lenguas en peligro de extinción, la difusión del oficio de los narradores orales, la dinamización de las bibliotecas y centros escolares, la creación literaria, y la expansión de las artes escénicas. Ante el deterioro y el retroceso de la oralidad frente a las nuevas tecnologías, los cuentacuentos dan la voz de alarma para mantener viva la herencia de Sherezade y el milenario arte de contar cuentos.

El hecho de que dos de sus principales impulsores, la cuentacuentos Beatriz Montero y el escritor Enrique Páez, administren la Red Internacional de Cuentacuentos desde Tenerife, facilita que se haga muy especial hincapié en la interculturidad de las lenguas hispanas. El 80% de los miembros de la RIC son narradores orales españoles o hispanoamericanos.

El portal de la Red Internacional de Cuentacuentos, www.cuentacuentos.eu, así como su megablog de narradores, y su grupo de Facebook, ha recibido más de 2.000 adhesiones de bibliotecas, narradores, centros culturales, fundaciones, editoriales, centros educativos y grupos de teatro de los cinco continentes.

A la presentación oficial de la RIC, Red Internacional de Cuentacuentos, asistirán cinco de sus catorce coordinadores:

Beatriz Montero (España), Armando Trejo (México), Martin Ellrodt (Alemania), Alekos (Colombia) y Enrique Páez (España).

Tras el coloquio contarán cuentos cortos los narradores/as:

Sofía Alaínez (Volvoreta); Ainhoa Fernández; Iván Trasgu (Rompenubes); Blanca Castillo; Daniel Muñoz y Nieves Pérez (Borrón y cuento nuevo); Manu Alburquerque; Nora Lua; Alekos; Armando Trejo; Martin Ellrodt y Beatriz Montero.

Mas información

En su página web:  www.cuentacuentos.eu

En su megablog de narradores en español y en inglés: www.redinternacionaldecuentacuentos.blogspot.com  www.internationalstorytellingnetwork.blogspot.com

En su perfil de Facebook: www.facebook/profile.php?ref=name&id=100000208325243

Y en su correo electrónico: red@cuentacuentos.eu

Pues allí estuvimos participando en el evento, viviendo sensaciones de encuentro con gente ya conocida anteriormente  y con nueva para conocer. Encuentro de narradores y escritores en un entorno donde da gusto contar, pues incluso no hubiese hecho falta micro ya que el silencio y la atención era total. Me resultó un poco raro eso del micrófono con esa pose tipo cantante melódico que me resulta personalmente un poco forzada ya que no tengo costumbre puesto que habitualmente cuando utilizo este medio lo hago con uno de esos de diadema. Me encontré con Beatriz después de un tiempo sin vernos, con Victoria y Javier Siedlecky, dos argentinos entrañables que el día anterior estuvieron a verme contar en Lavapiés, por supuesto que le debo a ella una visita a sus “Relatos eróticos” en la “Escalera de Jacób”. Después del coloquio hubo una sesión de cuentos cortos por parte de varios narradores entre los que me incluyo y tengo que decir que disfruté de una de las mejores sesiones de cuentos que recuerdo. Para la ocasión elegí un cuento del maestro Armando Quintero, uno de los coordinadores de la red, para tenerle de esa manera entre nosotros y conté “La niña y el poeta”, el cuento por el que nos conocimos hace ya algún tiempo.  Haré una mención especial a Martin Ellrodt, un simpático alemán que nos ofreció como nó, un texto de los hermanos Grimm tan conocido como “Caperucita Roja” pero en su versión especial y contada en varios idiomas comunitarios como el alemán propio, inglés, francés, creo recordar alguno eslavo o ruso y por supuesto el castellano. Este último lo reservó para los dialogós de el lobo. Jamás pensé que podría reirme tanto con un cuento del que no entendía ni papa en su mayoría, pero con cuatro gestos, cambio de voces y entonaciones fantásticas hicieron que el aforo completo disfrutara y riera sin parar. De todos los demás, diré que son unos maestros y que espero oirles con el tiempo a todos contar una sesión completa. También os comento desde este artículo a todos los participantes que hice fotografías de todos los que intervieron pero que no publico en este medio pero que si alguien quiere que les remita su foto o la publique en al pie de este artículo me lo puede indicar si quiere, enviando un correo a mi dirección de contacto.